Google+ Followers

viernes, 4 de diciembre de 2015

NAVIDAD EN DUELO ¿COMO MANEJARLO?


Navidad suele ser la época más bonita del año. Hay convivios y celebraciones con la familia y los amigos. Pero cuando un familiar fallece cerca de la época las tradiciones no son las mismas y la celebración se ve opacada por la nostalgia. Es importante saber cómo afrontar el duelo en Navidad, especialmente si hay niños en la familia.

Ese espacio vacío que ahora queda en la mesa y los silencios incómodos son el mayor error. Es bueno compartir con la familia las anécdotas de ese ser querido en las festividades pasadas.

Usa tu inteligencia emocional para afrontar la ocasión con la mejor actitud posible. ¡No ocultes tus sentimientos y compártelos! Si tienes ganas de llorar, hazlo. Seguramente el resto de la familia se siente igual que tú y es la mejor manera de afrontar el duelo en Navidad.

Diciembre se convierte en un mes en el que la nostalgia, el sufrimiento y la impotencia invaden, será mayor o menor dependiendo del tiempo haya pasado y cuánto se haya superado el duelo
Sugerencias para vivir el duelo en estas fechas:
• Refúgiese en su familia y amigos cercanos:, ellos le comprenderán. Busque el cariño y aceptación de los integrantes de su familia y amigos.
• La primera fiesta sin él o ella, estos sentimientos de angustia y dolor se profundizan e inclusive tendremos que adaptarnos a desarrollar estas fiestas con rituales diferentes a los que solíamos hacer con esa persona.
• Estar acompañado por quienes amamos y nos aman será fundamental durante este momento.
• Hacer una reunión familiar antes de que lleguen las fechas”, y convocar a toda la familia abierta (incluidos niños y mayores, y personas significativas de la familia). El objetivo es hablar de cómo quieren que se realicen las fiestas
• Excluir aquellas actividades que te producen dolor.
• Hablar de la persona ausente o fallecida., evitarlo no ayuda.
• Recurrir a la fe, a través de la oración, meditación etc.
• No ocultes o evadas tus sentimientos, si la perdida es reciente y sientes deseos de llorar, hazlo, háganlo en familia.
• Respeta tus decisiones y las de los otros miembros de la familia, quizá cada uno decida vivir las fiestas navideñas de diversas maneras, es importante respetarlo.
• Valida tus sentimientos y los de los demás.
Recuerda, el duelo es un momento de estar cerca de ti, de validarte y darte permiso de vivirte como un doliente, sin embargo, recuerda que hay ciertas actitudes que no favorecen la elaboración del duelo.
• Auto flagelarte: Recordar y tocar la herida donde más duele.

• Auto compadecerte: decirte ¡¡¡¡Pobre de mí!!!!!
• Victimizarte:¡¡¡¡¡ Lo más malo del mundo me pasa a mí, siempre a mí!!!!!! ¡¡¡¡¡Todo está en mi contra!!!!!!! ¡¡¡¡¡¡Todo me sale mal!!!!!!
• Evadir los sentimientos: ¡¡¡¡¡¡No pasa nada, estoy feliz!!!!!!

Ninguna de estas actitudes te ayuda.
“VIVE TU DUELO CON DIGNIDAD, HAZ LO QUE REALMENTE DECIDAS Y SIENTAS QUE QUIERES HACER EN ESTAS FECHAS NAVIDEÑAS, ESCUCHATE”