Google+ Followers

viernes, 30 de agosto de 2013

HOMBRES ABUSADORES, ¿COMO DESCUBRIRLOS?


Hace poco, una amiga vino a mi, llorando y diciéndome "No puede ser, otra vez he caido en lo mismo, mi novio me pega, al igual que el anterior, ¿Que puedo estar haciendo mal? ¿como es que no me doy cuenta? ¿Por que me enamoro de éste tipo de personas?.
He decidido escribirle este artículo, el cual, estoy segura que será de interés para otras mujeres que no entienden por que consiguen este tipo de parejas que al principio parecen "El príncipe azul" y luego resultan siendo hombres abusadores y maltratadores.
Antes que nada, debemos entender que el maltrato no es fruto de ninguna enfermedad o algún tipo de adicción, sino de un sistema social basado en la desigualdad, en un sistema de abuso de poder, de dominación, que afecta a todos los grupos sociales. No importa si son de clase alta o baja, El maltratador comienza habitualmente con el maltrato psicológico, con el acoso a su víctima, que consiste en ir aislando progresivamente a su pareja  de su entorno social o cultural, en ir reduciendo su autoestima para transformarla en un ser dependiente, en una persona insegura y bloqueada. Esto sucede poco a poco, no es de un solo, tu novio comienza a acompañarte a todos los lugares, no te deja ir sola ni siquiera a hacerte el manicure, se empieza a poner celoso de tus amigos, luego empieza a prohibirte que veas a tus amigos de sexo masculino, posteriormente ya empieza a ponerse celoso de tus primos, hermanos, tus padres, y cuando sientes,  ya te has vuelto una persona codependiente que tiene que avisarle hasta que va a pasar al supermercado por una caja de toallas sanitarias, una vez ahí, es difícil salir, las propias víctimas lo manifiestan: “al principio él era muy cariñoso pero poco a poco empezó a cambiar y se volvió un hombre posesivo, celoso y controlador”; La autoestima: El segundo paso de un hombre maltratador y abusador, es que trata de bajarle la autoestima a su pareja, “Él me dice que estoy fea, que tengo un cuerpo gordo, no me deja salir con mis amigas a tomar nada, siempre me dice que el debe elegir mi ropa porque yo tengo mal gusto; “Me reprende y me trata como una niña, hasta que terminado considerándome torpe e insegura y me ha costado tiempo recuperarme”. El maltratador abusa de su poder físico o económico y, en ciertos casos, la mujer se deja maltratar adquiriendo un sentido de culpabilidad similar “al síndrome de Estocolmo” en el que se otorga la responsabilidad de evitar conflictos o situaciones que conlleven una ruptura de la relación, porque su autoestima es tan baja, que creen que no podrán conseguir nunca otra pareja.

¿COMO IDENTIFICARLO?

Debes estar alerta porque al principio, los rasgos serán leves pero con el tiempo irán incrementándose, sin embargo, si te tomas el tiempo de analizar, te darás cuenta de que éstos rasgos son comunes en éste tipo de hombres. 

1- Es posesivo, exigente y dominante. Tratará de alejarte de tu familia y de tus amigos incomodándolos, hasta el punto de transformar tu personalidad, para privarte de apoyo externo y hacerte dependiente. Mediante la violencia aspira a ejercer el poder y control absoluto sobre su pareja, sobre lo que haga, sobre sus pensamientos y sentimientos más íntimos.


2. Es egocéntrico. El mundo gira a su alrededor, es manipulador y nunca reconoce sus errores, en el momento que tome independencia mostrará sus rasgos violentos. Nunca te escucha ni se interesa por tus problemas, únicamente le interesan los suyos

3. Mal temperamento. El enfado, su comportamiento bipolar, las amenazas a otros, las peleas contra su entorno justificadas o no, poco a poco, se volverán contra ti.

4. Tendencia a ridiculizarte o humillación pública: Para mantenerte bajo control te insultará o dirá cosas hirientes sobre ti delante de otras personas para destruir tu confianza. Constantemente hará pasar por fallos rasgos personales que en si no son errores, dejándote con la sensación de que siempre estás haciendo algo mal. Muchas veces lo hace frente a otros.

5. Controlador: Piensa que los demás se van a aprovechar de el. Necesidad obsesiva de controlarte a base de preguntas bien ordenadas destinadas a buscar contradicciones. El maltratador te vigilará y querrá saber en todo momento donde estás y con quién estás. Ya que considera a la mujer como una posesión suya y no como una persona con vida propia.

6. Violento y agresivo. Empezará poco a poco, rompiendo cosas, golpeando las paredes hasta que golpee contra ti. Déjalo de inmediato y denuncia, ya que si no lo haces, ten por seguro que lo volverá a hacer.


Es importante que logres identificar éstas características en una relación que esta iniciándose, ya que con el tiempo, es mas difícil cada vez lograr desapegarte. Toma en cuenta que nadie hará algo que tu no permitas, sin embargo hay algunas personas que ya tienen la predisposición a la violencia física y psicológica, pero si logras identificarlos, es mejor alejarse cuanto antes.


¿POR QUE A MI? ¿EXISTE LA MALA SUERTE?




He escuchado personas que me dicen "Estoy salado" "Todo me sale mal" "Estaba por comprar mi vehículo, había pasado ahorrando y ahora que tenía el dinero, la persona que me lo iba  a vender me estafó, luego iba de regreso a mi casa y me asaltan, luego me dicen que el negocio que tenia se incendio..." 
En fin...Todos en un momento en la vida creemos que en el universo se mueven hilos invisibles que provocan que nosotros no cumplamos nunca nuestros deseos, mientras a nuestro alrededor nuestros amigos y familiares se llenan de buenas cosas que les brinda la vida. Todo esto nos llena de desesperación y a veces de amargura porque por más que hacemos, nada más no se presenta la buena fortuna. ¿Qué se hace en estos casos? ¿Darse por vencido? ¿Existe realmente una fórmula mágica? ¿Están los astros y el universo complotando para que yo no sea feliz?
Tal vez un astrólogo te dirá que por tus ascendentes estas en algún tipo de conflicto, otros te dirán que tu karma debe despejar ciertas deudas en este momento. Por lo que tener suerte no es parte de tu destino en esta vida. En mi opinión, son puras pendejadas, no se puede uno conformar con eso, debe haber una manera de cambiar la suerte. Si los talismanes, limpias y demás no funcionan ¿qué debemos hacer? ¿Conformarnos con nuestro destino? Mmmm yo creo que no, al final de cuentas somos lo que pensamos, por lo que tal vez si cambiamos algo en nuestras ideas podamos creer que realmente somos afortunados. Al final, somos el producto del enlace de miles de probabilidades ya que para que se gestara nuestra existencia miles de espermatozoides compitieron para fertilizar el ovulo que nos daría nuestra formación, ya eso de entrada es ser ganador; más tarde, lo que aprendamos y consideremos parte de nuestro entorno lo valoráremos como nuestro, pero como la sociedad, la familia y todas formas de manipulación nos crearan una visión sobre lo bueno, lo malo, lo rico y lo pobre, nos harán sentir que paulatinamente somos desafortunados porque carecemos de tal cual bien material sobre todo. Así la frustración generada será producto de nuestra aparente mala suerte pero solo es de la apariencia de las cosas. Algunos dirán por ejemplo: “que suerte de fulano que es blanco y además guapo”, pero a la larga ¿será suerte? Quien será más afortunado que aquel que se le da la oportunidad de crearse su propio destino o el que ya lo tiene ganado sobre todo. Desde esta perspectiva hay afortunados y otros aun mas afortunados, Pero ¿qué relación hay entre la suerte y nuestra propia inteligencia? En realidad la suerte (digámoslo así) es proporcional a nuestra inteligencia, si tomamos como inteligencia a la capacidad de resolver problemas de la mejor manera posible, de esta forma cuanto mejor resolvamos nuestros problemas a los ojos de los demás parecerá un golpe de suerte. Pero nosotros sabemos que fue el resultado de las buenas decisiones que tomamos. Cuando vemos que alguien no toma buenas decisiones ese alguien se ve a sí mismo como una persona sin suerte. Pero ¿qué tipo de decisiones debemos tomar? Sencillo, las que nos convengan las que no nos perjudiquen. Por otro lado ¿qué hay de esas personas afortunadas que se sacan premios en los sorteos? De donde sacan esa suerte, ¿es que la diosa fortuna esta siempre con ellos? Esto es como conquistar al chico de tus sueños, a la suerte también se le debe coquetear, es seguro que esas personas que ganan premios tuvieron que comprar algún boleto para participar en esas rifas, ¿recuerdas cuando fue la última vez que entraste a una rifa? Definitivamente, si no entras no tendrás oportunidad de obtener un premio. En conclusión la mala o buena suerte está definida por nuestras propias decisiones, espero que de hoy en adelante en vez de quejarte por una mala suerte medites lo que haces para merecerte y ganarte mejores oportunidades en la vida. Si vives en un país peligroso y andas en un vehículo sin polarizar, con joyas y hablando por el celular, no te quejes de tu mala suerte si resultas siendo víctima de un asalto. Si crees que tienes mala suerte porque siempre llegan a ti hombres casados, viciosos, infieles y feos... Analiza que es lo que estás haciendo mal, ya que no es cuestión de suerte sino de lo que tu estás proyectando que atrae a este tipo de personas. En fin.. No creo que exista la mala suerte, sino la poca inteligencia para tomar decisiones y que esas decisiones traen consecuencias negativas que repercuten en nuestra vida. Piénsalo, analiza tus decisiones y verás como cambia... TU SUERTE. :)

miércoles, 28 de agosto de 2013

PERSONALIDAD MÚLTIPLE


Si te ha sucedido o conoces a alguien que le haya sucedido, ésto podría interesarte:

Este es un problema que tiene su nombre propio: Se llama  trastorno de identidad disociativo (TID) es un trastorno mental que se caracteriza por la presencia de dos o más identidades o estados de personalidad, y al menos dos de estas identidades deben controlar de forma recurrente el comportamiento del individuo.Cada personalidad suele vivirse como una historia personal única y diferente, con recuerdos, sentimientos, características e incluso nombres distintos. Además,algunas personalidades pueden conocerse e interactuar entre sí en un complejo mundo interior; a veces coexisten en forma pacífica y a veces en forma conflictiva, En la mayoría de los casos existe una personalidad dominante, que se denomina personalidad primaria, a la que subyacen otra serie de personalidades secundarias.

Es un trastorno mucho más frecuente en mujeres que en hombres. No se conocen sus causas, pero la mayoría de las personas diagnosticadas con este trastorno tienen un diagnóstico secundario de
estrés postraumático y la mayoría refieren haber sufrido abusos sexuales en la infancia.

Su tratamiento pasa en la mayoría de las ocasiones por la utilización de la hipnosis como herramienta terapéutica que permite que se manifiesten las diferentes personalidades con el fin de que el terapeuta tenga acceso a ellas y pueda facilitar la integración de todas ellas en una personalidad única.
Muchas personas no creen en la hipnosis, pero yo misma he experimentado en pruebas a pacientes, que ésto es posible y que es la mejor cura para éste trastorno en especial.

Este problema psicológico también   ha sido conocid a través de los años bajo la denominación de “Personalidad Múltiple”, El trastorno de identidad disociativo  es el resultado de una falla en la integración de varios aspectos de la identidad, la memoria y la conciencia, en donde, cada personalidad que posee el individuo se vive con un nombre, imagen, historia personal e identidad distintos. Hay una personalidad primaria que corresponde a la identidad verdadera del sujeto, la que se caracteriza por ser pasiva, dependiente, culpable y depresiva, en cambio, las demás personalidades en general poseen nombres y rasgos que contrastan con la personalidad real del individuo.

Ahora que ya lo he explicado brevemente, es interesante pensar en lo siguiente:

¿COMO DETECTARLO?

Síntomas físicos. Son recurrentes fuertes dolores de cabeza e incluso en ocasiones algunas lesiones físicas. Muchas veces, la persona no sabe explicar el por qué de las lesiones físicas, ya que no recuerda que sucedió antes de que asumiera esta identidad.

Amnesia. No recuerda lo que sucedió antes de que adoptara esta personalidad, ni siquiera es consciente de que exista otra personalidad. Frecuentemente, no recuerdan sucesos que ocurrieron durante su infancia.
Estilo de vida. Cada una de sus personalidades tiene un estilo de vida diferente y suelen desarrollarse en diferentes ámbitos.
Falta de reconocimiento. Muchas veces no reconocen a sus familiares y amigos e incluso objetos propios.


Este es un problema que necesita ser tratado, de preferencia por un profesional con experiencia en Hipnosis, y que se cura al unir a todas las personalidades y hacerlas parte de una sola, que se vuelve una personalidad única, pero es una árdua labor que puede llevar años, pero mientras antes se detecte, más fácil será su curación.