Google+ Followers

miércoles, 30 de marzo de 2011

SALUD MENTAL


Muchas veces vivimos pensando y preocupándonos por nuestra salud: Tenemos gastritis, dolores de espalda, disficultades para dormir, etc. Sin embargo, difícilmente nos ponemos a pensar que muchas de las dolencias y las enfermedades tienen una raiz en nuestro entorno psicológico. 
Muchas de las enfermedades desaparecerían automáticamente si tan solo contáramos con una buena salud mental. Pero para poder hablar de la salud mental, es importante hablar de la Autoestima, ya que una buena autoestima nos lleva a una buena salud mental y la buena salud mental nos lleva también a estar sanos y no padecer enfermedades como el estrés que tanto nos agobia y nos hace pasar malos ratos.

La autoestima es la forma en que nos vemos a nosotros mismos y la medida que utilizamos para compararnos con los demás. Hay quienes son demasiado críticos y tienden a verse inferiores en comparación con los demás, sin embargo cuando nos sentimos seguros de nosotros tanto física como emocionalmente, no tendremos problemas al compararnos con los demás y mucho menos en tener un buen autoconcepto.

Tener autoestima baja significa valorarnos poco, o nada, al mismo tiempo que sobredimensionamos las cualidades de los demás. Creemos que todos son mas inteligentes, que los demás pueden lograr las cosas que se proponen y nosotros no, etc.
Una persona con baja autoestima suele considerarse torpe, poco inteligente, aburrida, carente de atractivos, piensa que no puede hacer nada bien y que todo lo que emprenda culminará en fracaso.

Esos pobres conceptos llevan a establecer continuas comparaciones con otras personas, en las que obviamente se resulta perdedor.
Los otros siempre se verán mejor, más listos, desenvueltos, mejor vestidos, todo lo que nos gustaría ser, pero en el reparto de virtudes la vida nos dio lo peor .(Así razona alguien que se encuentra con autoestima baja, con una visión distorsionada de si mismo y los demás) No es extraño que quien se siente inferior intente aislarse, se rehuse a participar de reuniones, evite todo tipo de competencia, sienta temor o verguenza de hablar y pase el mayor tiempo posible a solas.

Esto puede afectar la salud mental de diversas formas, el encierro impuesto voluntariamente o como forma de no enfrentarse a situaciones consideradas desagradables, puede culminar en Depresión, Ansiedad, Fobias o Ataque de Pánico.
La autoestima seguirá bajando, al punto de sufrir con sólo imaginar una situación en la que haya que hablar en público por poner un ejemplo
Quien padece estos problemas, lejos de buscar ayuda pretende ocultarlos y hacer ver a su familia que disfruta del aislamiento, cuando en realidad lo que más desea es reunirse, participar y disfrutar de la vida.
La baja autoestima ocurre con frecuencia en la adolescencia y puede comenzar con episodios tales como recibir burlas de los compañeros, no ser admitido dentro de un grupo, no ser bien aceptado, ser víctima de agresiones físicas o verbales, sufrir rechazo o cualquier actitud del medio que hiera la sensibilidad.

Muchas veces se piensa que es normal sentir timidez en la adolescencia y que ya pasará con el tiempo.
Es cierto que la mayoría de los conflictos de la adolescencia se resuelven a medida que el crecimiento avanza, pero la falta de autoestima no se supera, por el contrario, se acrecentará afectando la salud mental y el futuro de quien la padece.
Una consulta con un psicólogo permitirá evaluar si existen problemas de autoestima, en caso de confirmar ese diagnóstico, el profesional podrá brindar el asesoramiento necesario para revertir la visión distorsionada de la realidad, elevar la autoestima y reafirmar la personalidad. Todos necesitamos alguna vez de un psicólogo.

En la vida cotidiana, nos enfrentamos a muchas situaciones estresantes, sin embargo, lo mas importante es evaluar si nuestra autoestima o nuestra salud mental se encuentran en orden, pensemos en como nos vemos en comparación de los demás, (lo cual no acostumbramos a hacer, al menos a nivel consciente) y veamos que es lo que afecta realmente nuestra vida, porque, como dije anteriormente, muchas de las enfermedades son solamente una consecuencia de una mala Salud Mental.

miércoles, 16 de marzo de 2011

DE SOLTERA , A MADRE, ¿COMO CAMBIA LA VIDA??


Mi prima Arla, una persona que disfrutó mucho durante sus años de soltera, que alguna vez viajó como "Backpacker" a Sudamérica, con quien fuimos muchas  veces al salón de belleza, comimos, bebimos, fuimos de shopping, fuimos de fiesta, y quien pensaba que no podría tener hijos, o bien, que nunca llegaría a tener hijos, resultó felizmente embarazada el año pasado, parecía increíble, la clásica soltera independiente algún día llegaría a ser madre.

Precisamente ayer me encontraba en mi oficina almorzando en mi escritorio y atragantándome un sandwich con atún, cuando recibí la llamada "Ya está en trabajo de parto" pasaron mil recuerdos por mi mente, la llame y le dije "Estoy estresadísima con tanto trabajo, pero definitivamente estoy acá, aun con mi vida de soltera y contando los minutos para irme a mi clase de salsa, mientras tu estás en el momento que nadie quiere llegar, el momento antes del parto, con ese dolor y ansiedad, sé que algún dia estaré ahi, pero prefiero este estrés momentaneamente, algún día te reirás de mi, porque yo voy a estar en tu lugar" Fue una gran terapia porque mi estrés desapareció. Dos horas mas tarde, otra llamada "Ya nació la bebe" Escuche a la bebé llorando y decidí que debía escribir sobre el cambio de vida de una típica mujer soltera independiente a madre. ¿Que pasará por su mente? ¿Como será su nueva vida? ¿Cuales serán sus nuevos retos?

Es difícil para mi escribir sobre ésto porque no soy madre todavia, pero mis estudios en psicoanálisis me permiten poder escribir (solo teoría) y añadir relatos de mis conocidas que han pasado por esta experiencia.
  y esque ser madre es una experiencia única y maravillosa (comenzando con el embarazo), pero también puede llegar a ser muy difícil, sobre todo si eres madre soltera, tienes un hijo no deseado, tienes un hijo enfermo u otro tipo de problemas graves.

El estrés y los cambios emocionales después de tener un hijo pueden traer problemas a la nueva madre y, en casos graves, puede llegar a convertirse en depresión postparto.
Tener un hijo es un cambio muy grande en la vida de cualquier persona y lleva tiempo ajustarse a las nuevas responsabilidades y la nueva vida en general. Hay madres a las que les cuesta más que a otras ajustarse a su nuevo rol, sobre todo si les cambia mucho la vida (tienen que dejar su trabajo, o por el contrario tienen que empezar a trabajar para mantener a su hijo). Todo el dinero que se gastaba antes en salón de belleza, uñas, masajes en el SPA, empieza a cambiar de destino: pañales, leche para bebé, toallas húmedas, visitas al pediatra...

¿Qué cambia en la vida de una mujer cuando se convierte en madre?

Definitivamente, Ser madre no es una tarea nada fácil, pero lo que más se quiere en la vida y lo que más felicidad nos da son nuestros hijos, por lo que a pesar de no poder seguir con nuestras vidas anteriores, nos adaptamos a la nueva e intentamos hacerlo lo mejor que podemos. (Ese comentario le he escuchado de casi todas las nuevas mamás con las que he platicado)
Los cambios que sufre una nueva madre no son solamente físicos (como engordar), sino también emocionales y sociales. Algunos de ellos son:
  • Estrés (sobre todo en mujeres trabajadoras): En lo personal tengo muchas amigas que trabajan como Psicólogas Industriales en Recursos Humanos, muchas de ellas son madres y me cuentan del gran estrés que viven a diario ya que después del estrés del trabajo y llegar cansadas, se encuentran con su bebé llorando, enfermo, a veces problemas con su pareja, realmente la paz que se sentía de solteras, llega a desaparecer, ésto es algo con lo que se debe lidiar y adaptarse, muchas optan por dejar su trabajo, tomar un trabajo de medio tiempo o buscar alguien que les cuide a su bebé hasta la hora que logren regresar del trabajo. Es importante aprender a manejar ambas cosas, lo cual, en lo personal creo que ha de ser muy difícil.
  • Falta de tiempo: ¿Como obtener tiempo para la pareja y mas aun, para uno mismo? Si de solteras apenas nos queda tiempo libre, me imagino como será cuando se es madre, muchas de ellas dejan de arreglarse, se deprimen, se engordan y dedican todo su tiempo a la familia, mi consejo de psicóloga: Dejar al bebé con la mamá, la suegra o algún familiar, al menos dos veces por mes (no me refiero a dias completos, sino un sábado en la tarde, un viernes en la noche y utilizar por ejemplo ese viernes en la noche para ir con su pareja a bailar, como lo hacían antes, a tomar un vino, darse aunque sea un poco de tiempo para no perder los detalles y aquella emoción de salir como lo hacían de solteros. Tomar el sábado por la tarde para reunirse con las amigas e ir por un café, ir al salón y hacerse un manicure, tomar ese tiempo que es tan necesario para uno mismo, no digo que sea cada semana, pero, dos veces al mes?? por supuesto que es posible, solo requiere organización y deseo de hacerlo.
  • Falta de libertad: Definitivamente este es un factor que debe considerarse porque aunque se esté en un momento libre, siempre se está al pendiente del bebé, mi consejo: Aparte de de tomar ese tiempo para uno mismo y la pareja, se debe considerar que ya pasó ese tiempo de libertad que disfrutamos de solteras, porque definitivamente eso de irse de parranda cada fin de semana, definitivamente debía acabar alguna vez.
  • Echar de menos su vida anterior: Aceptar el cambio de vida es un proceso, ya no se tienen los privilegios que se tenían de soltera, sin embargo se debe considerar esta etapa con un nuevo reto, como algo que en algún momento de nuestra vida debía llegar y empezar a disfrutar de la nueva vida, "recordar es volver a vivir", pero no podemos vivir en el pasado, hay que dar el paso siguiente y ver hacia adelante.
  • Agotamiento: En lo personal, éste punto es el que más me preocupa al pensar en mi futuro, porque tiendo a agotarme aun siendo soltera, ¿como será siendo mama? Admiro a las mujeres que tienen dos o tres hijos, se desvelan, se levantan de madrugada, lavan ropa, planchan, arreglan las cosas del bebé, bañan a su hijo, preparan la comida del marido, se van a trabajar, llegan a la casa cansadas, todavía a revisar las tareas de los niños, arreglar un poco la casa, cocinar para el día siguiente, dejar planchada la ropa del marido, la suya, la ropa de los niños, los duermen y aun después hacen el amor con el esposo. Increible pero cierto¡¡¡¡¡, no se como lo hacen pero en algún momento se llegan a tener todas esas energías.
La conclusión de las madres con las que he platicado es "A pesar de haber tantos incovenientes y dificultades a la hora de ser madres, nos sacrificamos y lo damos todo por nuestros hijos, ya que son lo más hermoso de nuestras vidas."

A mi prima "Bienvenida a tu nueva vida, no se como será, pero quiero estar ahi para ser testigo de esa nueva vida, de esos cambios y saber desde ya lo que me espera, estoy segura que al menos fuiste muy feliz en tu vida de soltera  y que ya estás preparada para lo que viene "