Google+ Followers

martes, 18 de mayo de 2010

Aprendiendo a liberar las emociones




A medida que nuestra vida va avanzando, vamos viviendo un sinnúmero de experiencias, tanto buenas como malas, que van dejando su huella en nuestro ser.
Algunas de esas vivencias han dejado una huella mayor que otras, por lo cual, el terreno emocional involucrado en las mismas es mayor y más intenso que en aquellas experiencias que se han transformado en simples recuerdos intrascendentes.
Esas emociones que, por diversos factores, muchas veces no han podido ser expresadas en su momento (en general ocurre con las emociones negativas), han quedado acumuladas en nuestro interior.
Cuanto más antiguo sea el tiempo en que se engendraron esas emociones, mayores raíces habrán echado en nosotros.
El hecho de que las defensas las mantengan "contenidas" o, como comúnmente se dice "tapadas", no significa que no existan. Aunque no lo reconozcamos, esa carga de energía acumulada, de alguna manera, se mal canaliza a través de los denominados "síntomas". Es así como comenzamos a enfermarnos física o psíquicamente, ya que esa energía negativa va al cuerpo (por ej. úlcera, tensiones), o a la mente (en forma de miedos, inhibiciones, etc). Los síntomas mantienen deformado y disfrazado al contenido que les dio origen. Por eso no reconocemos cuál es la verdadera causa del mismo y, muchas veces, resulta que cuando el médico nos dice que aparentemente "no tenemos nada", nos está diciendo también que el origen de nuestro síntoma corporal es, en estos casos, psicológico.
Así, nos encontramos con que nuestros síntomas (ya sean limitaciones, somatizaciones, etc.), están denunciando un veerdadero problema interno que es el que les está dando origen.
Lo cual nos lleva a revisar, a las diversas etapas de la vida por las que hemos pasado, para así poder conectarnos con nuestras propias emociones y poder encontrar una explicación que nos permita hallar una solución a nuestros problemas. Empezamos así a rebobinar nuestra historia y, a medida que lo hacemos, nos sorprendemos reiteradas veces culpando a nuestros padres por todo lo que nos pasa. (esto no lo podemos hacer solos, lo hacemos con la ayuda de un psicòlogo), es por eso que siempre digo que todos necesitamos uno.


Esta etapa se elabora, muchas veces, con gran dolor pero, en vez de culparlos, avanzamos más en nuestro propio crecimiento si los comprendemos y si entendemos que ellos nos dieron (o no nos dieron) hasta donde pudieron hacerlo de acuerdo, también, a la propia historia de cada uno de ellos. Así, al poder comprenderlos, podemos ir autosuperándonos para poder avanzar hacia una nueva etapa
Pero, al recorrer este proceso, nos encontramos con que hay algunas situaciones que nos ocurren y que no sabemos por qué nos pasan. Por lo que, al continuar procesando nuestra propia información, podemos comenzar a recordar acontecimientos que estaban totalmente reprimidos y que, justamente por estar reprimidos, nos manejaban ellos a nosotros creando nuestras limitaciones, trabas, nuestras repeticiones de lo mismo que nos hace sufrir y tropezar siempre con la misma piedra, como si fuese un destino del cual no podemos escapar.
Así, podemos ver que estamos repitiendo historias pero, en realidad, lo que estamos repitiendo es la forma particular en que nosotros las hemos incorporado en nuestro interior. Además, la forma en que nos vinculamos con los demás es la que hemos aprendido desde nuestra temprana infancia, y que ahora las interactuamos con las distintas personas que vamos conociendo a lo largo de nuestra adultez.
En esta búsqueda interior, cada vez que hallamos ese "algo" que nos estaba faltando, experimentamos un verdadero "darse cuenta" que nos permite avanzar en segundos lo que no hemos avanzado en años.
Ese "algo" es una información que nuestra mente inconsciente se estaba guardando y que, al enterarnos, pasan a nuestra mente consciente, ampliando así nuestro campo de conciencia.
El "guardar" las emociones negativas da origen a enfermedades físicas y psíquicas. Pero si, dadas las circunstancias de la vida, ya están contenidas en nuestro interior, lo más sano es, segùn los psicologos tratar de atreverse a sentirlas, enfrentarlas, descargarlas y elaborarlas. Cuanto más las evitemos sentir, tanto más crecerán dentro nuestro, ejerciendo presión por salir y expresarse.
Además, al modificar un estado emocional, también estaremos modificando a las ideas que lo acompañan, ya sean éstas recuerdos, fantasías, creencias, etc, y viceversa.
Los procesos emocionales necesitan ser experimentados. Así, por ejemplo, si nos tocó vivir una pérdida, tendremos que pasar, más tarde o más temprano, por el denominado proceso de duelo, sintiendo el dolor que nos provocó tal pérdida. Si dicho proceso ha estado contenido de alguna manera, es necesario revivirlo, descargarlo (emocional) y elaborarlo (intelectual) para poder ir despidiéndonos y desprendiéndonos del recuerdo de la persona que hemos perdido.
En conclusiòn, cuanto más al día estemos con nuestras emociones, menos carga tendremos, seremos más valientes por habernos enfrentado y por no haber tapado, saldremos más sólidos y fortalecidos de dicha experiencia, tendremos menos predisposición a somatizar una gran gama de enfermedades, podremos avanzar en nuestros proyectos sin inhibiciones ni miedos, y habremos acrecentado nuestra confianza en nosotros mismos.
Para no quedar atrapados en el destino que nos hace construir nuestro pasado, podemos modificar nuestros pensamientos presentes, sabiendo que nuestros pensamientos son nuestro destino.

Las profesìas personales ¿existen??


Muchas veces cuando era niña me pregunte si era posible programar la mente para poder hacer que pasara lo que yo quisiera con mi vida, pense al inicio que era imposible, ¿Puedes programarte para que pasen cosas que quieres y luego lograr que la vida te favorezca de tal manera que esto suceda? y en caso que asi fuera ¿sera esto un secreto?? Porque sino todos serìan exitosos y felices, todos tendrìan aquello que anhelan ¿o no ?? Pues luego de muchos años me di cuenta de que esto si se puede y fue exactamente al iniciar mis estudios de la universidad cuando iniciè a hacerlo sin saber lo que realmente hacìa, luego en mis estudios de postgrado en psicoanàlisis logrè entender lo que pasaba, ¿De que se trata? ¿Que es lo que hace que lo que deseas suceda realmente y te da esa ventaja sobre la masa de mortales que por desconocimiento o simple ignorancia no utilizan el potencial para favorecerse utilizando el poder de la mente??

Creo que todos lo sabemos o lo hemos escuchado pero no le hemos puesto la importancia debida


Se llaman las profècìas personales o profesias autocumplidoras, no se trata de otra cosa mas que la programaciòn mental para que algo nos suceda, misma que se da muchas veces a un nivel inconsciente derivado de experiencias previas, conozco a una persona en especial con muchos estudios universitarios, una linda figura, cualidades personales admirables, una buena posisiciòn econòmica pero que siempre resulta teniendo parejas que no le convienen en ningùn sentido, ¿por que sucede esto? cuando una persona ha tenido relaciones de pareja violentas, es probable que incosncientemente se programe que para siempre se fije en personas con la misma tendencia, que tienden a la violencia y luego se pregunta ¿por que soy tan desafortunada en el amor? ¿por que siempre me fijo en quien no debo? Sin embargo hay otro tipo de programaciòn que es tambien a nivel inconsciente, y es programar todo lo contrario, tal vez cansada de tener siempre lo mismo, una persona decide cambiar de verdad y programar para su vida lo contrario, a veces sucede tambien que aunque no se tengan experiencias del todo negativas, se logra pensar de una manera favorable a nivel inconsciente, lo cual incide en que al final la persona logra lo contrario, recuerdo la oracìòn del Dr. Barnard que fue muy mencionado por mis catedràticos y que sirve para ilustrar este concepto:

"Si piensas que estàs vencido, ya lo estàs, si piensas que no te atreves, no lo haràs, si piensas que te gustaria ganar pero no puedes, no lo lograràs, si piensas que perderàs, ya has perdido, porque en el mundo, comprenderàs que el èxito comienza con la voluntad del hombre. TODO ESTA EN LA VOLUNTAD DEL HOMBRE"

"Si piensas que estàs aventajado, lo estàs , tienes que pensar bien para elevarte, tienes que estar seguro de ti antes de intentar ganar un premio, la batalla de la vida no siempre la gana el hombre mas fuerte, ni el mas ligero, porque tarde o temprano el hombre que gana es aquel que cree poder hacerlo"....

Es solo que creamos y tengamos la seguridad de que vamos a lograr las cosas para que sucedan, puedo decir en mi caso como he logrado algunas cosas, por ejemplo para encontrar un trabajo que deseo, basta con preparar todo mucho mejor que lo harìa cualquier otro, crear un curriculo mejor que la mayoria, arreglarme mas que la mayoria, estudiar mas que la mayoria, y al llegar a la entrevista pensar "Este trabajo es mìo, la persona que me va a entrevistar va a ser mi jefe, esta va a ser mi oficina"... y convencerme de que asi es en realidad, eso te da la seguridad al hablar y el convencimiento que al final logra convencer al otro de que tu eres lo que està buscando. Pasa lo mismo en las demàs àreas de la vida.

Lo que he escrito anteriormente no lo digo porque si, no lo digo porque no tenìa algo mejor que hacer, es màs, deberìa estar ahora leyendo la norma ISO 9004 que voy a utilizar para mi trabajo, pero sè que esto funciona, se que se puede, es por eso que he decidido compartirlo con la esperanza de que alguien logre pensar igual y comprender que cuando de verdad se quiere hacer algo, la mente es tan poderosa que nos da la seguridad que permite lograr lo que nos hemos propuesto.

Pero no todo es color de rosa. La sabidurìa popular suele decir "Al mal tiempo, buena cara" Haciendo, a mi pensar, referencia en sì al buen humor a la hora de enfrentar una situaciòn adversa, complicada y dificil, es el buen humor algo maravilloso que se irradia y se contagia y puede aplicarse en cualquier momento u ocasiòn.

Es importante entender que no tenemos una varita màgica, pero que muchas cosas se logran cuando adquirimos seguridad y mostramos confianza a los demàs, el primer paso es confiar en nosotros y en nuestras capacidades, lo demàs viene solo y los resultados son a veces mejor de lo esperado.