Google+ Followers

miércoles, 26 de diciembre de 2007

La mente mágica


Nuestro poder mental, nuestro desarrollo emocional, debe ser suficiente para controlar nuestro destino. Por medio del control sobre el momento presente tenemos el poder de controlar nuestro futuro. Para cada uno de nosotros el presente es lo que ocurre dentro y fuera de nuestra mente, ahora.
¿Has escuchado sobre la ley del 10-90? dice que el 10% de nuestra vida no la podemos controlar, ejemplo un choque, una muerte, etc, pero el otro 90% si, depende de como reacciones a las cosas que no puedes controlar es la forma en que vas vivir, si decides puedes reaccionar de mala manera o pensar que no puedes hacer nada y controlar tu mente para que las cosas te afecten lo menos posible, ¿entiendes?
¿Cuánto puede durar este ahora, nuestro punto de poder para controlar nuestro futuro? Desde el punto de vista del control de nuestro futuro éste puede durar desde el momento que se puede tener el control sobre algo que está causando o teniendo un efecto en uno mismo, en la vida de otras personas y en las cosas, hasta el momento que esa posibilidad pasa a ser algo del pasado, tiempo a partir del cual ya no se tiene poder alguno para influir en el destino particular que incumbía. Nuestro poder mental puede usarse en nuestro tiempo presente, el ahora, para que nuestra libertad emocional continúe por el resto del día y hasta por una vida entera.
podemos desarrollar nuestra capacidad o poder mental para controlar nuestras emociones, sentimientos y pensamientos, y convertirnos en ganadores en nuestros propios términos de éxito y felicidad.
Veamos qué ocurre con nuestros sentimientos, emociones y pensamientos: pueden convertirse en causas y efectos dentro de nuestra propia mente y también fuera de nuestra mente (sobre otras personas o cosas).
Nuestros sentimientos, emociones y pensamientos se transforman en causas y efectos sobre nuestro éxito y felicidad, desde grados mínimos a dramáticos en importancia. Nosotros tenemos el poder de modificarlos para favorecer nuestro éxito y felicidad al momento que emergen en nuestro ahora o tiempo presente, el que siempre es el punto de poder para controlar nuestro destino. Sobre si usamos nuestro punto de poder en nuestro beneficio o no, generalmente eso es sólo en parte dependiente de nuestro consciente. Nuestras emociones, sentimientos y pensamientos pueden provenir de lo oculto de la mente (subconsciente) sin razón aparente o de lo que estamos conscientes y reconocemos su razón y procedencia. Nosotros podemos usar los métodos esotéricos apropiados de desarrollo emocional para manejar nuestras situaciones emocionales en forma favorable.

Cúrate de cualquier enfermedad con el poder de la mente.

La mente es mágica y sus poderes van más allá de lo que podemos concebir, aún con todos los adelantos que tenemos el día de hoy
Supongamos que tienes una enfermedad y quieres superarla. Siéntate en un lugar cómodo, tranquilo, en el que nadie te interrumpa.
2) Toma 3 respiraciones profundas. Siente como la energía del amor te llena toda.
3) Cierra tus ojos e imagínate TOTALMENTE SANA. Imagínate cuando estabas bien como te sentías. Vete con mucha claridad.
4) Identifica como te SIENTES. Imagínate haciendo las cosas que siempre hacías cuando estabas sana. Comienza a sentir como te invade una sensación de plenitud y tranquilidad interior.
5) Imagínate a tus seres queridos ¿Qué te dicen porque ya estás bien? Imagínalos que te felicitan y te abrazan. Reconoce como te sientes.
6) Siente la temperatura del lugar en tu cuerpo ¿Qué aromas hay?
7) Y para finalizar, repite mentalmente estas palabras “cada día que pasa, y en toda forma, me siento MEJOR, MEJOR Y MEJOR. Los pensamientos positivos, me traen beneficios, que yo deseo”. Y 3 respiraciones profundas, antes de abrir los ojos.
Cuando camines por la calle, en vez de pensar en otras cosas, piensa en eso que deseas.
Practica este ejercicio diario. Que te tome un mínimo de 3 minutos y un máximo de 20