Google+ Followers

miércoles, 25 de enero de 2017

¿TODOS SE APROVECHAN DE TI? ¿HASTA EN EL TRABAJO? CONOCE EL SINDROME DE WENDY



Ayer  realice Test de Personalidad en mi trabajo, como un procedimiento para conocer a cada uno de los empleados, su personalidad, su principal estímulo en la vida, liderazgo, etc. Sin embargo, me encontre con algo realmente interesante y que generalmente, creeríamos que se da mas en las mujeres pero lo encontré en muchos hombres "Complejo de Wendy", llama la atención que a nivel laboral se manifieste este tipo de conductas, pues creeríamos que se dan más a un nivel personal, voy a explicar ¿En que consiste el complejo de Wendy? Para eso, necesito que recordemos la historia de Peter Pan porque de ahi viene este problema que muchos, muchisimos padecen sin darse cuenta.

Todos recordamos a Wendy,  el personaje de Peter Pan, es una hermosa niña de 12 años que sueña mucho, recordemos que entre sus sueños se le aparece Peter Pan pero es varios días después que lo conoce realmente. ¿Como olvidar esta historia? Peter Pan la invita a la tierra de Nunca Jamás, y le pide que sea como una madre para ellos, ella acepta porque le gusta la idea de ser una madre; despierta a sus hermanos Michael y John para que la acompañen en el viaje. Tal vez nunca le pusimos mucha atencion a ella pero recordemos que llega a comportarse como una madre y llega a decir frases que su propia madre decía tales como. «Dios mío, a veces pienso que las solteras son de envidiar» y «A veces los niños son más una maldición, que una bendición».
Más tarde el Capitán Garfio le hace ver que huyó de su casa y que pudo ser una decepción para sus padres, esa accion tan precipitada. Tanto Peter como Garfio la quieren como madre, por su talento para contar cuentos y por su gran cariño y sensibilidad. Después de volver a casa, ella se queda en la casa de sus padres tras adoptar a los niños perdidos. Oficialmente tiene una hija llamada Jane. ¿Ya se recordaron?

Pues regresando al tema que interesa, existe un problema llamado ¨Complejo de Wendy”,  que define a las mujeres (y hombres tambien)  que actúan como madres de todo mundo. En el caso de parejan “Hacen todo para evitar el rechazo afectivo de su pareja; tienen la necesidad de ser aceptadas. Sus conductas llevan implícitas un complejo de inferioridad que las lleva a perdonar y a justificar todo, aunque sufran y no les guste”. 
“Las Wendys son las mamás que todo lo entienden, miman y protegen a los hombres que no quieren crecer.  A nivel personal son aquellas mamas sobreprotectoras que tienen hijos adultos que no toman responsabilidad En definitiva, logran controlar la vida de la pareja. A nivel profesional. Las Wendys son aquellas mamas que escuchan a todo el mundo, que siempre aceptan trabajo de mas, que son como esclavas del jefe. Aquellas que el jefe las llama para trabajar los domingos y nunca dicen que no, Aquellas que el jefe se aprovecha y que hasta le hace sus cosas personales y no le pagan ni siquiera horas extras, Aquellas que hacen el trabajo de sus compañeros y que otros se llevan sus méritos y aguantan calladas sin exigir nada, nunca toman vacaciones, siempre estan haciendo favores. Nunca llegan a superarse.  Es un trastorno personal basado en la necesidad de satisfacer al prójimo. Estas personas tienen un gran Miedo al rechazo, al abandono, deseo de complacer a los demás y sobre todo a la propia pareja… Estas son algunas de las causas que se encuentran tras el llamado ‘Síndrome de Wendy’. 

¿Quién se comporta como Wendy?

Wendy es aquella mujer u hombre que se encuentra detrás de alguien. Y es que,  siempre tiene que haber una persona, hombre o mujer, dependiendo del caso, que se encargue de hacer todo aquello que no hace él. El jefe malo no existe sin tener las víctimas que le aguanten.El Síndrome de Wendy se puede definir como el conjunto de conductas que realiza una persona por miedo al rechazo, por necesidad de sentirse aceptada y respaldada, y por temor a que nadie la codicie. En definitiva, por una necesidad imperiosa de seguridad. Cuando la persona actúa como padre o madre en su pareja o con la gente más próxima, liberándoles de responsabilidades, podemos hablar de Wendy, estas conductas pueden darse tanto dentro del núcleo familiar, en los roles de padre/madre sobre-protectores, como en las relaciones interpersonales, con aquellas personas muy cercanas. Tambien se da a nivel laboral cuando se protege a la gente irresponsable, cuando se hacen favores al jefe que exceden las responsabilidades laborales.
La madre que despierta todos los días a su hijo para que no llegue tarde a la universidad, aquella que le haga los deberes, le resume las lecciones o subraya los apuntes, la esposa que asume todas las responsabilidades domésticas… es una Wendy en el núcleo familiar.
Lo mismo ocurre en la relación de pareja si es ella y no él quien toma todas las decisiones y asume las responsabilidades, actúa como madre o padre y como esposa/esposo o justifica la informalidad de su pareja ante los demás.

Las conductas más significativas que acompañan una persona que padece este síndrome los las siguientes:


  • Sentirse imprescindible
  • Malinterpretar que el amor sólo es sacrificio y resignación
  • Evitar a toda costa que su pareja se enoje
  • Intentar continuamente hacer feliz a la pareja
  • Insistir en hacer las cosas por la otra persona
  • Pedir perdón por todo aquello que, por el otro, no ha hecho o que no ha cómo sabido hacer
  • Necesidad imperiosa de cuidar de la persona amada como si fuera un niño
  • Convertirse en un padre o madre en la relación de pareja
A nivel laboral:
  • Necesidad de sentir que es útil
  • Querer ganar el afecto de sus jefes o compañeros haciéndoles favores
  • Evitar que las personas se enojen con ellos por no hacerles favores
  • Incapacidad de decir que no por miedo a que le despidan o a que no la tomen en cuenta en las actividades de la oficina.
Para hablar de un verdadero Síndrome de Wendy es preciso tener en cuenta que todas estas acciones se basan en el terror al abandono.

Origen del trastorno

Actualmente no existen estudios que nos den unos datos fiables sobre el porcentaje de la población que puede sufrir este síndrome, porque el síndrome de Wendy no es ampliamente estudiado y menos a un nivel laboral. Yo me lleve una sorpresa al descubrir que de un 100% de empleados evaluados, más del 35% padecen este trastorno sin darse cuenta de ello.

y ¿De donde viene esto? Estudié hace algunos años que el Síndrome de Wendy no depende de un solo factor, sino de un conjunto de variables, entre las que destacan el cuidado de niñas, recibidos, la educación absorbida, la personalidad propia y las circunstancias que rodean a la persona. No obstante, que ninguna de estas variables por separado sería la responsable de su aparición.Por ejemplo, la educación recibida no determina necesariamente este tipo de conductas. En ocasiones, tener una madre o un padre sobre protector puede crear en sus hijos o hijas un gran deseo de independencia. Aunque es cierto que también hay ocasiones en las que se perpetúan los patrones de conducta adquiridos y vistos durante la infancia y adolesencia  continuando el ejemplo de los superiores.

Y pensando un poco ¿Se trata de un síndrome de los ultimos años? y la respuesta es que definitivamente no. Lo que ocurre es que hace años no se planteaban estos asuntos. Las cosas eran así, y así estaban bien. Ahora la mujer sale de casa a trabajar y es consciente de que existen más cosas, además del hogar. Se carga con nuevos roles, sin abandonar los antiguos, se satura de responsabilidades y ni se plantea que podría negociar con su pareja su nueva situación, y al final acaba sintiéndose mal, sin identificar exactamente qué le ocurre. Algunas mujeres, en este punto, piden ayuda profesional, pero muchas sufren en silencio sin saber qué hacer. Se trata, según los expertos, de un cambio en los roles que cuesta asumir tanto al hombre como a la mujer. A nivel laboral, se da muchas veces en personas con mucha necesidad, personas solas, madres solteras, personas que no pueden darse el lujo de perder su trabajo y hacen lo que sea para conservarlo, permitiendo que los jefes se aprovechen de ellos porque saben que tienen necesidad del trabajo y que les perjudicaría demasiado si dejaran de laborar. 

Lo que tampoco resulta sencillo es su detección. La mayoría de las mujeres y de los hombres acuden a la consulta del especialista porque se sienten ‘quemadas’ y ‘quemados’, no están felices con su vida y siente una insatisfacción total en sus relaciones de pareja. Solo a través de las sesiones de terapia van descubriendo la razón del malestar. Una sensación que también afecta a aquellas madres que ven que sus hijos no quieren crecer y evitan tomar responsabilidades acordes con su edad.
Sin embargo, no existe una edad definida a la que pueda aparecer, aunque es en los últimos años de la adolescencia, cuando están ya formadas las características de la personalidad, cuando se pueden observar los primeros signos que delatan que la persona pueda sufrir este síndrome en algún momento de su desarrollo evolutivo.

¿Cómo superarlo?

En muchas ocasiones son los propios afectados los que acuden por su propia voluntad a la consulta del psicologo, aunque no son conscientes de lo que les sucede. No están preparados para comprender qué les pasa. Para quienes sufren este trastorno su forma de actuar es una necesidad y no consideran que lo estén haciendo mal, sino que simplemente con su actitud cubren unas necesidades de afecto, pertenencia y seguridad. A nivel laboral, en las organizaciones lamentablemente es mal visto que una persona se retire temprano y se ve bien que las personas trabajen hasta los fines de semana, se suele considerar a este tipo de personas como "Empleados de confianza", e inconscientemente se tiende a valorar este tipo de actitudes, por lo cual no se da a conocer que este sea un problema y muchas veces quienes lo padecen ni siquera se quejan por lo que pasan desapercibidos. Unicamente en empresas que se preocupan realmente por una cultura saludable para los colaboradores se ataca de raiz este problema o se hace ver que es incorrecto, pero el número de empresas asi es muy inferior a la mayoria de empresas donde ni siquiera se considera que éste comportamiento sea un problema. 
Lamentablemente, la superación de este problema solo depende en un alto porcentaje de la capacidad de quien lo sufre y de reconocer que sus conductas son equivocadas. Deben reconocer sus propios miedos y a partir de ahí aprender a procurar su propio sitio en la relación. Transigir pero con cautela, ser flexible, tolerar al prójimo, pero sin aceptar por ello todo lo que se le diga.

Se trata, definitivamente, de:

*Establecer relaciones equitativas con las personas: escuchar activamente los problemas de los demás, pero sin sentirse obligado por ello a resolverlos.
*Incrementar la autoestima personal.
*Acostumbrarse a decir NO.
*Aprender a madurar, a pensar que cada uno es responsable de su vida.
*No asumir los deberes y responsabilidades del otro.
*Ser consciente de que los cambios de hábitos son lentos, no se producen de la noche a la mañana.


Estas pautas sirven como prevención y superación de este trastorno. La conducta de cualquier ‘Wendy’ está basada en el miedo al rechazo personal, en el complejo de inferioridad y el impulso por agradar a todos. Por tanto, si en el proceso educativo se enseña a la personas conductas asertivas ---aquellas que defienden los propios derechos, sin agredir a los demás ni dejars que se aprovechen de ellos--- se enseña a desarrollar una sana autoestima, a aprehender unas adecuadas habilidades sociales que hagan de las relaciones interpersonales un foco de satisfacción y gratificación, las personas estarán más cualificadas para evitar el sufrimiento que a la larga supone este síndrome. A nivel personal, como Encargada del Area de Recursos Humanos, pienso empezar una serie de capacitaciones para el personal, en los cuales haré algo por atacar este problema, volviendo a las personas conscientes de la importancia de ser efectivos en su trabajo pero de manera proactiva y no caer en éste tipo de conductas, pero estoy consciente que poco se ha analizado este problema a nivel laboral, por este motivo decidí escribir al respecto sabiendo que será tomado en cuenta por profesionales del área de Recursos Humanos y estaré enviándolo a contactos interesados en el tema de Desarrollo de Colaboradores y personas que estan en proceso de Crear una Nueva Cultura de Trabajo que permita que las personas estén felicen en su trabajo y que sean más productivas. 

Para terminar "Olvidemos el miedo a sentir"


Es probable que las personas que padecen este Sindrome sientan miedo a querer, miedo a amar, miedo al rechazo.nunca olvidemos, que quien se aprecia mucho y se quere mucho más será quien gozará de las mejores relaciones, sean éstas amorosas o laborales. Para las personas que trabajan en Recursos Humanos, fijémonos mas en las personas que suelen ser víctimas y explotadas y tratemos de crear una cultura de respeto, una cultura en la que se valore el trabajo de cada uno y que no sean bien vistas las acciones de jefes que se aprovechan de sus colaboradores




viernes, 20 de enero de 2017

POR QUE DEJAR DE COMER CARNE (VIDA VEGANA)


Ser vegetariano es una decisión de vida, es un estilo nuevo que adoptas por una razón en especial, muchos lo hacen porque han visto videos de la crueldad con la que se trata a los animales y se convencen de que estan ingiriendo algo que proviene de la crueldad y el sufrimiento, otros lo hacen por cuestión religiosa, en fin, cada uno tiene sus propias razones, en mi caso empece a hacerlo como un ¨Sacrificio¨ por algo dificil que estaba pasando. Sin embargo, con el tiempo empece a sentirme distinta y noté los cambios que había traído a mi vida dejar de comer carne. Me di cuenta que es algo que sin importar por que lo hagamos, nos cambia la vida por completo.

Me di cuenta que inevitablemente lo mejor que hay, es la comida que la naturaleza nos da, libre de quimicos, y sustancias artificiales. Me di cuenta que un par de meses despues de dejar de comer carne, me sentía, mas fuerte, saludable y con mucha mas energia para hacer ejercicio, trabajar, hasta mi humor había cambiado. 
Lla dieta vegetariana ha sido propuesta por muchos, desde filósofos como Platón y Nietzsche hasta líderes políticos como Benjamín Franklin y Ghandi, e ídolos modernos como Paul McCartney y Bob Marley. La ciencia también apoya la dieta vegetariana, porque resulta que existen muchos estudios que demuestran sus beneficios para la salud. La verdad nunca le puse atención a nada de eso hasta que empece a experimentarlo.
Ser “vegetariano” significa no comer producto animal alguno, incluyendo todo tipo de pescado o aves. Los vegetarianos que consumen huevo y leche o sus derivados se denominan “ovo-lacto-vegetarianos” (ovo=huevo, lacto= leche). Quienes evitan por completo todo producto de origen animal se llaman vegetarianos puros o “vegans.” Se ha demostrado que los ovo-lacto-vegetarianos son más saludables que los que comen carne, y los vegans lo son más que los ovo-lacto-vegetarianos, a nivel personal no creo que pueda dejar de consumir leche ni huevos porque significaría renunciar a los pasteles que tanto me gustan, asi que con dejar de comer carne estaré conforme.

La Prevención de Cáncer

Muchos estudios muestran que los vegetarianos tienen un riesgo cincuenta porciento menor de morir de cáncer que los no-vegetarianos. Cuando somos jóvenes nunca pensamos en el cáncer porque creemos que eso solo les pasa a los viejos, pero al conocer personas que lo padecen y que han muerto por ello, he empezado a pensar que vale la pena pensar en como prevenirlo. Además, leí en algún lugar que  el número de casos de cáncer de mama es mucho menor en países como China, donde come una dieta basada en vegetales. Pensemos en algo,  lo que se come del animal casi siempre es alto en grasa y muy bajo en fibra.

El Control de la Hipertensión


Los vegetarianos  sin quererlo, evitamos la grasa animal—asociada al cáncer —y consumimos mucha fibra y vitaminas, El análisis de la sangre de los vegetarianos demuestra un nivel más elevado de leucocitos especializados en atacar las células cancerosas. (Eso acabo de saberlo)
Ya desde comienzos de siglo los especialistas en nutrición notaron que los que no comían carne mantenían una presión arterial más baja. También se descubrió que simplemente dos semanas de dieta vetetariana bastaban para reducir la presión,  independientemente de los niveles de sodio en la dieta. A nivel personal puedo decir que soy hipertensa y tomo medicamentos todos los días para mantener controlada mi presión, sin embargo no he visto cambios significativos en mi presión porque generalmente mi presión arterial se ve afectada por mi estado emocional más que por la comida, así que pongo en duda esta teoría aunque a largo plazo es posible que vea algún beneficio.

¿Dudas?


Algunos se preocupan de que una dieta vegetariana no pueda cumplir con los requisitos nutricionales del cuerpo humano. La realidad es que es fácil mantener una nutrición adecuada, a través de una dieta vegetariana, que garantiza una cantidad suficiente de proteínas. Esa es la pregunta que siempre me hacen porque las personas que me conocen saben que soy amante del gimnasio y el spinnig, siempre me dicen ¿Y como haces con las proteínas? Yo siempre les respondo que las proteínas las obtengo del Tofu, los frijoles, los garbanzos, y muchos otros alimentos. Además, no es necesaria una combinación especial de comidas para obtener las proteínas necesarias, pues cualquier combinación vegetariana lo garantiza. Es cierto que la dieta vegetariana tiene menor cantidad de opciones de proteínas, pero esto es una ventaja. El exceso de proteínas se asocia, con la formación de cálculos renales, la osteoporosis, y posiblemente con las enfermedades cardíacas y el cáncer. Conozco un par de amigos que siendo jóvenes tienen problemas de cálculos y no han caído en la cuenta de que posiblemente su excesiva ingesta de carnes y Coca Colas tenga mucho que ver.  Una dieta basada en legumbres, granos, frutas y vegetales, contiene la cantidad necesaria de proteínas. No es necesaria la excesiva ingestión proteica de las dietas con carne. Es fácil tambén obtener calcio a partir de una dieta vegetariana, pues lo contienen muchos vegetales verde-oscuros y frijoles. Los granos, legumbres y frutas contienen una importante cantidad de hierro.
Además de eso, a nivel espiritual estaremos más libres de toxinas y no llevaremos dentro el karma generado por el sufrimiento de los animales. A nivel personal, no lo hago por una cuestión religiosa pero he notado los beneficios de mi nueva dieta. Desde que soy vegetariana me veo y me siento mejor.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

¿QUE TANTO SABES DE TUS PROPIOS SENTIMIENTOS?


Es normal que, en ocasiones, no querramos admitir o aceptar algo que estamos sintiendo o pensando, algo que está sucediendo en nuestro interior y que consideramos que es "incorrecto", que no deberíamos sentirnos así, que no somos la clase de personas que se sienten o piensan de ese modo.
Por tanto, cuando nos descubrimos a nosotros mismos reaccionando de un modo que consideramos incorrecto o impropio del tipo de personas que deseamos ser, tendemos a reprimirlo, a sacarlo de nuestra conciencia negándolo no sólo ante los demás, sino también ante nosotros mismos.
Si esto sólo pasa ocasionalmente, o bien si la negación no es tan fuerte como para impedir una posterior aceptación, no tiene por qué causar demasiados problemas. Al final la realidad se impone, aceptamos lo que estmos sintiendo y, de este modo, podemos trabajar sobre dichas emociones y transformarlas de un modo sano y adecuado, aprendiendo y creciendo en este proceso.
No obstante, hay personas que tienen una tendencia especial a no aceptar lo negativo de sí mismas. Los motivos pueden ser diversos. La mayoría de las personas quieren pensar de sí mismas que son personas centradas, equilibradas, que reaccionan con sensatez y con corrección, que son políticamente correctas, etc. Esto no suele impedir, por lo general, que reconozcan también sus defectos e imperfecciones. Pero cuando esta tendencia a mostrarse perfectos ante sí mismos y los demás es demasiado fuerte, la tendencia a reprimir lo negativo de sí mismos será también mucho más elevada.
Podemos temer no ser la persona perfecta que creemos que deberíamos ser, capaces de tomarse las cosas con calma, de ser comprensivos y tolerantes, de ver el lado positivo de las cosas, etc. Un Un ejemplo, Luna jamás sentía ira. Esto habría estado muy bien si su falta de ira se hubiese debido a que su forma de reaccionar ante las molestias, los inconvenientes o los abusos de los demás hubiese sido asertiva, aceptando aquello que le ha molestado, exponiendo a los demás sus puntos de vista, así como lo que considera aceptable e inaceptable y haciendo valer sus derechos al tiempo que respeta los de los demás. Pero no era esto lo que Luna hacía. Ella sí sentía ira, pero la negaba de inmediato, porque pensaba que las personas que sienten o reaccionan con ira son malas personas y que sentir ira es incorrecto y horrible. De modo que cuando sentía este tipo de emociones, las negaba de inmediato ante sí misma, se ponía una máscara de buen humor y fingía ser una persona que en realidad no era. De este modo, no estaba manejando correctamente sus emociones de ira, no estaba trabajando en ellas ni se estaba dando la oportunidad de aprender a ser esa persona que deseaba ser; es decir, la persona que responde de un modo sereno y asertivo ante los incidentes que, en principio, podrían causar ira. Su problema principal era que no sabía como manejar estas emociones de un modo adecuado ni tampoco se permitía expresarlas de un modo inadecuado.
Por supuesto, todos podemos estar de acuerdo en que dejar salir la ira libremente y destrozar los muebles de la habitación o gritar e insultar a una persona de un modo del que nos vamos a arrepentir, no es lo más deseable. Pero, aún así, esto es preferible a negar lo que sentimos.
Al menos la persona que no sabe manejar correctamente su ira pero la reconoce, la acepta y la deja salir inadecuadamente, gritando y arrojando objetos, sufrirá las consecuencias de sus actos, tendrá la oportunidad de arrepentirse y de trabajar en sus emociones, de modo que pueda aprender a expresar su enfado de un modo más adecuado y asertivo, en vez de agresivo. Pero, ¿cómo hacer esto si, desde el principio, niega sentir ira? ¿Como trabajar en una emoción que ni siquiera reconoces tener?
Muchas personas se preguntarán: si estoy reprimiendo una emoción, ¿cómo sé que lo estoy haciendo? Cuando no dejamos que se exprese nuestra psique, no es raro que se acabe expresando nuestro cuerpo.
Luna  tenía dolores por todo el cuerpo y cansancio crónico. Las personas que tienden a reprimir lo negativo suelen tener enfermedades psicosomáticas, como problemas gastrointestinales, problemas respiratorios, dolores, problemas en el sistema inmunitario (como alergias), etc. Esto es debido a la tensión y estrés ocasionado por el hecho de reprimir las emociones que no está aceptando. Para mantenerlas a raya hace falta un gran esfuerzo y gasto de energía y supone un estrés constante para nuestra mente y nuestro cuerpo, que, al cabo del tiempo, se acaba manifestando en forma de enfermedad o síntomas físicos, así como síntomas psicológicos inespecíficos que parecen salir de la nada ("tengo una sensación de miedo y ansiedad, pero no sé de dónde salen").
Por tanto, si tienes alguna enfermedad crónica, si tienes síntomas que los médicos no logran explicar del todo, si tienes dolores y contracturas con frecuencia, o si tienes síntomas psíquicos que no te explicas, es posible que tengas que prestar más atención a lo que sucede en tu interior y a tu forma habitual de comportarte.
1. Puedes empezar preguntándote, por ejemplo, si hay alguna emoción que no sientes jamás y si consideras que esa emoción es inaceptable. Esa podría ser una de las emociones que tiendes a reprimir.
2. Describe qué clase de persona eres, que cualidades y características positivas destacas de ti mismo. Céntrate en esas cualidades que son importantes para ti y que no tenerlas te haría sentirte sumamente decepcionado o avergonzado. Por ejemplo, si te describes como una persona sincera que da gran importancia a la sinceridad y que considera que no ser sincera te haría sentirte decepcionado o avergonzado de ti mismo. Luego piensa en las cualidades opuestas a estas, ¿las has visto alguna vez en ti? Siguiendo con nuestro ejemplo, ¿has dejado de ser sincero alguna vez, has mentido, has sido falso o hipócrita?
No respondas con un sí o un no; en lugar de eso, busca ejemplos de ocasiones en las que no hayas sido sincero. Si no eres capaz de encontrarlas puedes preguntarte si tienes tendencia a reprimir o enmascarar ese tipo de conductas cuando las presentas.
Es importante tener en cuenta que las emociones o los pensamientos surgen muchas veces de manera automática sin que podamos hacer nada por evitarlo. Es decir, tal vez no podamos evitar que surjan de repente, pero, una vez que surjan, sí podemos manejarlas de un modo adecuado para expresarlas de la forma más aceptable. Es decir, podemos sentir ira de repente, tras algún acontecimiento, pero si la reconocemos y aceptamos que la hemos sentido, podremos trabajar en ella, calmarnos y expresar nuestro enfado de manera asertiva.
Algunas personas no aceptan sus emociones porque piensan que no son el tipo de personas que sentirían eso. Por ejemplo, cuando sentimos un amor profundo hacia alguien que ya no esta en nuestra vida, sentimos que no es adecuado buscarla por temor a que nos rechace y reprimimos ese sentimiento.
Otras personas temen sobre todo las reacciones de los demás. Temen mostrar la parte de sí mismas que consideran inaceptable porque temen que otras personas las rechazarán. De este modo, muestran siempre buena cara ante los demás, se muestran amables, simpáticos, siempre de buen humor, y reprimen cualquier emoción negativa que pudieran sentir. Esto les impide tratar de manera adecuada cualquier problema que puedan tener con otras personas.
Por ejemplo, si la otra persona los trata de un modo desconsiderado y se sienten mal es posible que no lo reconozcan, que se pongan la máscara de persona que no se ve afectada por ese tipo de cosas y se digan a sí mismos: "En realidad no me importa, es libre de hacer lo que desee". Si creyera esto de verdad no habría problema; pero el caso es que realmente no se lo cree, es una mentira, un autoengaño, pues lo que de verdad piensa es que esa persona le ha despreciado y maltratado y se siente dolido por ello, pero no es capaz de reconocer que eso es precisamente lo que está pensando porque se niega a ser el tipo de persona que piensa así, desea ser esa persona perfecta que no se preocupa por "tonterías".
Lo paradójico del asunto es que podría acercarse a ese ideal de persona que desea ser si reconociera sus verdaderas emociones y reacciones y trabajara para cambiarlas en vez de negarlas, pues negándolas no hace que desaparezcan, sólo se pone una máscara, una careta que no muestra quien es de verdad y de este modo no evoluciona ni crece como persona. Es como si alguien que no sabe nadar se avergüenza de ello y no lo reconoce ni ante sí mismo ni ante los demás. De este modo jamás aprenderá a nadar, sólo será una persona que finge saber nadar y que tendrá que pagar un precio por mantener esta mentira.
He leído el libro "Entre sombras" que habla sobre el lado más obcuro del ser humano. Debemos reconocer que todos tenemos un lado malo, un lado que reprimimos, quizá por creer que es lo mejor, o que es lo adecuado, pero la realidad es que cuando reprimimos nuestros sentimientos nos hacemos más daño. Es importante poner atención a nuestros sentimientos, a nuestras emociones, aunque sean negativas ya que solo de ésta manera podremos hacer frente a nuestros problemas y superarlos.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

LA EXISTENCIA DE DIOS SEGUN FREUD


He pensado mucho en la importancia que tiene para un ser humano creer en un poder superior, sin hablar de una religión en especial, no hay persona que pueda vivir sin creer en algo, se llame como se llame. Hay multiplicidad de nombres para las creencias: Dios, ciencia, Naturaleza, fe, religiones, mitos e incluso  el propi ateísmo, que es la creencia en la no existencia de Dios.
y ¿Por que creemos en Dios? ¿Por que necesitamos creer en ese poder superior? La respuesta desde el punto de vista psicológico es que  el ser humano está llamado a darle un sentido a su existencia y no hay nadie que escape a esta necesidad intrínseca . 
Los psicoanalistas pensamos que la vida en sí misma carece de un sentido (contrariamente a la visión religiosa) y por eso muchas veces profesamos religiones distintas a aquella que nos fue inculcada en nuestra infancia, y por eso mismo cada uno tiene por delante la tarea de encontrarle un sentido que la justifique. Pero según Freud, la existencia de Dios tiene otro sentido. En este artículo intentaré explicar de una manera sencilla el pensamiento Freudiano de la existencia de Dios, aclarando que no es precisamente mi forma de pensar, sin embargo he reflexionado mucho al respecto y éstas son mis conclusiones luego de haber estudiado varios tomos de Freud en la Escuela de Psicoanálisis y seguir leyendo al respecto en años posteriores.
La gran mayoría de las personas suelen asociar a la figura de Freud como el creador del psicoanálisis y por todas sus investigaciones en el campo de los sueños y la sexualidad. Pero muy pocos saben que Sigmund Freud es reconocido hoy en día como un teórico fundamental del ateísmo contemporáneo. El ha teorizado que todo lo que concierne la vida psíquica de un individuo - y también de las masas - puede ser explicado a través de mecanismos escondidos del subconsciente.
Básicamente, después de estudiar a Freud, nos damos cuenta que el ha tratado a la religión como una psicopatología (Enfermedad mental). A nivel personal no estoy de acuerdo con el empleo de esa palabra para definir la religión. Aunque he de agregar que hay personas que se llegan a fanatizar por la religión a tal nivel que he llegado a pensar que si están enfermos.
Freud analiza el sentimiento de devoción. ¿De donde viene este sentimiento que parece venir de lo más profundo del corazón humano? Refiriendonos exactamente a lo siguiente: ¿Que hace que las personas lloren, que entreguen el 10% de su salario a la iglesia sin pedir ninguna explicación del destino de sus fondos? ¿Que hace que se levanten tan temprano para asistir al templo y entregar su tiempo para servir a su iglesia sin recibir ninguna retribución de tipo económica?. Ante estas preguntas que nos realizamos con mis compañeros en nuestros tiempos de estudio, he llegado a entender que ante estas preguntas inconclusas, el psicoanálisis nos responde lo siguiente: la devoción religiosa es causada por un sentido colectivo de culpabilidad, originado por una violencia primaria y una horrible falta, que incluye a la comunidad entera como sujeto de tal culpabilidad. El ateísmo de Freud. declara que "El hombre no es libre de decidir,  de desear ni de anhelar.  No hay libertad en la naturaleza; todas las criaturas y los organismos vegetales atienden a necesidades materiales universales¨ Al respecto de dicha afirmación, puedo agregar que en los estudios religiosos que nos inclulcan en la niñez, nos hacen leer las escrituras sin detenernos a analizarlas o bien, a pensar si estamos de acuerdo o no en lo que leemos. Solo estamos de acuerdo porque asi nos enseñaron, contrario a la religión budista que nos insta a analizar, a debatir y a discernir por medio de nuestra propia inteligencia y nuestros propios estudios, si lo que estamos aprendiendo es correcto para nosotros, o no lo es.  No debemos creer todo lo que nos dicen solo porque es el maestro quien lo dice. Freud tiene razón en algo; Muchos líderes religiosos han llegado a utilizar a su favor, el estatus de autoridad adquirido en su rol, aprovechandose de la susceptibilidad de la gente, haciendoles creer que al entregar el diezmo, Dios les proveera en abundancia, y ahi llegan, muchas personas queriendo lavar sus culpas por medio de generosas ofrendas y en éste punto si estoy de acuerdo con la teoría Freudiana, ¿Hasta que nivel las masas se dejan manipular por un líder religioso de manera que no piensan y solo asumen que todo lo que se les dice es correcto? Hablo de personas con un nivel académico alto, con puestos gerenciales, que son seres analíticos, pero estando en sus iglesias pierden todo dominio y logica dejándose llevar por las palabras de una persona que ellos ven como "Perfecta" y "Un ejemplo a seguir", que les hace despojarse de todo acto de conciencia y lógica instándoles a actuar como ovejas en un rebaño, sin ningún tipo de sublevación ante las órdenes de la más alta jerarquía de su propia iglesia.
En resumen la religión pertenece para Freud a una concepción mitológica de la humanidad, que tiene su origen en el Complejo de Edipo, (Tema que desarrollaré ampliamente en otro articulo)  y se expresa patológicamente como aspecto enfermizo mediante mecanismos paranoides y obsesivos. Los cuales no se manifiestan en todas las personas pero si en las más involucradas.
A mi parecer, es importante para un ser humano creer en la existencia de un Ser superior, porque nos ayuda a recordar "Lo que esta bien" y a apegarnos a los actos correctos que nos permiten tener una vida correcta y una reencarnación virtuosa en la siguiente vida (Segun el budismo).
He impartido charlas en diversos grupos de Neuróticos Anónimos en el pasado, y me he dado cuenta que en todos los grupos,, uno de los pasos de la recuperación es creer en la existencia de un Ser Supremo a quien podemos entregar el problema que no somos capaces de solucionar por nuestra propia cuenta y por nuestras limitaciones. Por tal motivo, la existencia de ese ser superior, nos ayuda a recibir fuerzas que según Freud, no es más que nuestro propio inconsciente, pero sea lo que sea, nos ayuda en momentos dificiles. Recuerdo haber escuchado que la mayoría de enfermedades físicas tienen un origen psicológico y que la oración es la principal cura para cualquier enfermedad, porque logra alcanzar un estado de paz mental que ataca esa enfermedad que viene de nuestra mente afligida.
Por tal motivo, considero que la creencia en el ser supremo, nos ayuda a ser mejores personas, pero todo debe ser medido, ya que al incurrir en obsesiones, caeremos inevitablemente en acciones paranóicas  y en la perdida de la voluntad propia que fueron explicadas por el psicoanálisis como la verdadera razón de ser de la religión. Llevemos pues, una vida espiritual que nos permita ser personas virtuosas pero sin caer en los excesos mencionados por el psicoanálisis.

 

miércoles, 26 de octubre de 2016

ADIOS A UN GRAN AMOR (DUELO POR UNA PERDIDA AMOROSA)



Este artículo está dedicado a mi gran amiga Luna que se encuentra en el proceso tan dificil de la pérdida de un gran amor y para todas las personas que han perdido a ese gran amor con el que tenían la ilusión de pasar el resto de su vida. Aclaro dos cosas: 1) Este artículo desafía todas las normas establecidas al respecto, la mayoría de personas te dirán "Dejalo ir" "Dios tiene algo mejor preparado para ti" "Todo pasa por algo" "Quierete a ti mismo y deja ir lo que te hace daño" etc. Yo pienso lo contrario. El verdadero amor será la fuerza que nos acompañará en este proceso dificil de duelo. Si lo que estás buscando es olvidar a esa persona, maldecirla y solo seguir con tu vida, probablemente ésto no sea para ti. 2) Si tu fuiste quien hiciste daño y quien fallo, probablemente deberás otro camino, pero este artculo te ayudara a entender a la otra persona. 

UN POCO DE HISTORIA: Mi amiga Luna se enamoró profundamente de un hombre, un hombre que ella describe como el más maravilloso que conoció, . Sin embargo, por circunstancias de la vida, ellos no podian estar juntos, más por falta de valor y por miedo. Ella siempre estaba pensando que el con sus celos le iba a cortar las alas y que no la dejaría ni respirar, se preguntaba si podría con eso en el futuro, Además, el tenía una pasión peligrosa por un deporte extremo que compartía con ella, en el fondo le daba miedo volverse mas adicta que él y terminar cuadraplejica en un hospital por su falta de control. El por su lado temía que sus actitudes tan tajantes algun dia la hicieran abandonarlo porque el conocía perfectamente su caracter dificil y un poco obsesivo que podia desesperarla, en fin ellos se separaban pero ella siempre volvía a él , porque de alguna manera aunque sabía que el era una persona dificil, ese gran amor que sentía la hacía regresar y regresar, El por su lado, podía estar muriendo por ella, pero su orgullo era tan grande que jamás la buscaría, incluso cuando ella le hablaba se hacía el dificil pero al final siempre terminaban regresando pues su amor es demasido grande. Sin embargo en una ocasión, ella se cansó, se cansó de rogarlo, se cansó de ser ella la única que daría su brazo a torcer, se canso de sus desconfianzas y de que él siempre estuviera peleando. En una ocasión ella necesitaba la ayuda de el pero él jamás estuvo en el momento que ella realmente lo necesitaba, asi que cansada y decepcionada, decidió dejar de hablarle. Pero este proceso no ha sido fácil. Mi amiga Luna ha caído en una inmensa depresión que no la deja avanzar. Mi amiga que siempre tenía una sonrisa en el rostro ahora se ve ojerosa  y demacrada, su ánimo está por los suelos, ha recaído en antiguos vicios y obsesionarse por su peso, ha dejado de comer suficiente, se ha obsesionado con hacer ejercicio y jamás deja de pensar en él. Siempre se pregunta ¿Por que no puede dejarlo ir? y ella misma sabe que el, a pesar de su orgullo y de haberla tratado mal la última vez, la ama al igual que ella a él. Mi amiga Luna está pasando las etapas del duelo. Y yo, como psicologa que he estudiado sobre El Duelo, le aconsejo que haga todo lo contrario a lo que dicen y lo que le han aconsejado, de ésta forma podrá alcanzar un Duelo Resiliente. (Superarlo de forma objetiva).

NEGACION: Los primeros días, mi amiga Luna paso la etapa de la Negación, sintió una falsa alegría y felicidad por haber dejado de hablarle, se decía a sí misma "Esto es lo mejor que me pudo pasar" "Que bueno que ya no nos hablamos", salió a distraerse, se sentía feliz y satisfecha con una falsa idea de que ésta vez sería distinto, Esta vez si podría olvidarlo. Se sentaba en su balcon y agradecía que todo hubiese terminado. Mi consejo: No lo hagas. No creas que es fácil dejar al amor de tu vida y que será tan sencillo olvidarlo, si estás en ésta primer etapa del duelo, no maldigas, no hagas cosas para "Vengarte" del otro, en esta etapa la mayoría de personas (principalmente los hombres) empiezan rápidamente a salir con otras personas, regresan con algún ex. se van de fiesta, Luego publican fotografías y se encargan de que la otra persona los vea para mandarle un mensaje "Mira, que bien la estoy pasando sin ti". Error Fatal. Mi amiga Luna no lo hizo, pues jamás sería capaz de hacerle daño a él, pero si recibió un mensaje claro de él, una fotografía que publicó para que ella la viera.  Seguramente él estaba pasando por la misma etapa. No lo hagas. No busques venganza y no busques una salida fácil. La mejor forma de superar un duelo es pasar por cada una de las etapas haciendo lo correcto. Asi que cuando sientas esa falsa alegría y liberación, debes entender que ésta es solo la etapa más facil del duelo. 

IRA: Se siente un resentimiento hacia la persona que nos ha dejado causando un inmenso dolor en nosotros pero este enojo se vive con culpa haciéndonos sentir más enojados aún. Mi amiga Luna había decidido dejarle de hablar por su mal comportamiento, pero no resistió hablarle y reclamarle (aunque ella lo hizo de una forma muy sutil) Pero el manifestó toda su ira y odio diciendole palabras ofensivas. En esta etapa se tiende a maldecir, a odiar, se eliminan de las redes sociales, se bloquean, le dicen a sus amigos que no quieren saber nada de la otra persona. Despues de haber sido la persona más importante de nuestra vida, se vuelve el enemigo No. 1. El más odiado y en ésta etapa empieza el verdadero sufrimiento "Lo odio pero no puedo dejar de pensar en el " "Ojala se muerapero cada noche sueño con el" Mi consejo; Resiste, el odio y el rencor no llevan a nada, Recuerda siempre que el que odia es el que mas sufre, Aunque sientas ganas de mentarle la madre, aguanta y espera que las cosas estén más tranquilas para poder hablarle y decirle lo que te hizo sentir mal, tal vez ahi puedan arreglar las cosas. Mi amiga Luna se resisitió a reclamarle, pero haber recibido esas palabras de ira, la hicieron sentir un odio interminable por el y por ella misma que solo la hundió en una gran depresión. 

NEGOCIACION: La frase que resume esta etapa es “¿Qué hubiera sucedido si…?” Nos quedamos en el pasado para intentar negociar nuestra salida de la herida mientras pensamos en lo maravillosa que sería la vida si ésta persona estuviera con nosotros.
Esta fase del duelo suele ser la más breve de todas las etapas ya que se trata del último esfuerzo para encontrar alguna manera de aliviar el dolor por lo que supone un trabajo agotador para la mente y el cuerpo al tener que lidiar con pensamientos y fantasías que no coinciden con la realidad actual. En esta etapa surgen las manifestaciones físicas y emocionales del duelo que mi amiga Luna actualmente está pasando y que será el tema de mi proximo artículo. Estas manifestaciones físicas generalmente son las siguientes: Cansancio, Desánimo, Dolor muscular, Dolor de cabeza, Falta de energía, Falta de apetito, Exceso de hambre, Falta de concentración en el trabajo, Mal humor, Encierro, Alejarse de la mayoría de personas, Antipatía. Etc. Mi amiga Luna escribió una carta a su amado, (lo hizo aun cuando se encontraba en la fase anterior y el nisiquiera se molestó en contestarle, lo cual la volvió a regresar a la fase anterior) En esta etapa nos quedamos con nuestros pensamientos. Quisiéramos regresar el tiempo atrás, pero luego nos damos cuenta de que es imposible. Mi consejo: Escribe una carta, dile todo lo que sientes y piensa en como te habria gustado que terminara la historia, imagina el final feliz, aunque parezca una tontería, no se lo digas sino quieres sufrir, pero hazlo con tu mente y verás lo liberador que resulta este ejercicio.
DEPRESION: A esta etapa yo suelo llamarle Abstinencia En esta etapa la atención de la persona que sufre se vuelve al presente surgiendo sentimientos de vacío y profundo dolor. Se suele mostrar impaciente ante tanto sufrimiento sintiendo un agotamiento físico y mental, en ésta etapa se potencian las manifestaciones físicas y emocionales se vuelven aun mas fuertes . Además la irritabilidad y la impotencia toman un gran protagonismo ya que durante esta etapa se enfrenta a la irreversibilidad de la separación. En esta etapa se suele creer que la otra persona está bien y yo no. El seguramente está feliz con una nueva novia y yo acá como tonta sufriendo. Es la etapa más dura porque todo nos recuerda a ésta persona, una canción, una comida, un lugar. Se siente una terrible tristeza, unos deseos horribles de hablarle pero muchas veces sabemos que ésto no es posible, principalmente si sabemos que la otra persona nos falló, que ya no nos ama, o peor aún, si sabemos que la otra persona aún nos ama pero que su orgullo le impedirá volver a hablarnos. Mi amiga Luna se ha vuelto víctima de ésta abstinencia, alejándose de todas las personas, sin ánimos de hablar con nadie y refugiandose en sus vicios que ella cree que "No dañan a nadie". Mi consejo: No lo olvides: Parece un poco extraño porque en ésta etapa todos nos dirían que es el momento de dejar ir, que es el momento de seguir, sin embargo, es exactamente lo contrario, ésta es la etapa de agradecer. Cada persona llega a tu vida por algún motivo y en la medida en la que entendemos porque ésta persona apareció y que nos dejó que ahora nos hace ser mejores personas, saldremos adelante más facil, en lugar de bloquearse y maldecirse, mejor agradece a Dios, al Universo o a lo que creas,  por haber puesto a ésta persona en tu camino, cada vez que te encuentres con algo que te lo recuerda, no evadas el recuerdo, solo cierra tus ojos unos segundos y vuelve a vivir ese momento con tu mente, Cada vez que en tu casa encuentres alguna blusa que el te regalo, aquella billetera que guardas en un lugar especial, aquellos chocolates que todavía conservas, tómalos y agradece a él por habertelos dado, vuelve a recordar todos los momentos bellos que vivieron, cuando escuches una canción que te recuerda a ésa persona, cierra tus ojos, cántala  a todo pulmón y si quieres llorar hazlo, si quieres gritar grita, si te quieres encerrar y decir "Te amo..." Diselo, Permítete ser humano, permítete sentir ese dolor, que será la única forma de salir, no odies, no intentes hacer daño, no borres las fotografías, no intentes olvidar, porque ésto solo creará más dolor y te hará ser una persona amargada con un sentimiento de dolor que tendrás guardado y te hara más debil. Hay una canción de Alex Syntec "Volverte a ver", en una de sus estrofas dice "Que fácil era haber dicho lo siento, pero nos sobraba orgullo, y nos faltaba humildad y puse tanto esfuerzo en ser el primero en hablar, que cuando uno se atreve es tarde ya, tarde ya" No dejes que ésto te pase nunca, dicen que se siente horrible cuando la persona que tanto amas regresa a tu vida, pero regresa tan tarde que ese regreso ya no te hace feliz. Otra de las estrofas de esa misma cancion es algo asi  "Que Facil Era Haber Dicho Lo Siento, son dos sencillas palabras, faciles de pronunciar, quien las dice primero suele ser quien ama mas y amar es darlo todo sin pedir, ni esperar". No temas pedir perdon, no temas dar tu brazo a torcer, no temas verte débil, no seas tu quien falle, no seas tu quien dañe, no seas tu quien perjudique, porque aquel que actúa con humildad y que reconoce sus errores y pide perdon, es quien mas crece en sabiduría. No desees ver a esa persona humillada a tus pies pidiéndote perdón. Recuerda que ésta es una etapa temporal y que aunque suele ser la más dificil, te prepara para la mejor etapa: 
ACEPTACIÓN: Le he hablado a Luna de ésta etapa que ella ve como algo imposible, Esta etapa suele tener dos caminos, El primero consiste en aceptar la realidad de que nuestro  amado  se ha ido físicamente por lo que debemos comprender que esta nueva realidad que vivimos sin él será nuestra realidad permanente de ahora en adelante. Se trata de aprender a convivir con esta pérdida y crecer a través del conocimiento de nuestros sentimientos. Comenzamos a depositar nuestras energías en nuestras amistades y en nosotros mismos estableciendo una relación distinta con la persona que hemos dejado atras. Recordarle con cariño y sin egoísmo, recordarle sin dolor. Sin embargo en esta etapa puede terminar distinto. En esta etapa ya se ha superado el dolor, ya ha pasado un buen tiempo y pueden verse como un par de amigos que compartieron un gran afecto el uno por el otro, En esta etapa (si la otra persona tiene la madurez suficiente y no recibió de tí actitudes vengativas ni negativas) pueden volver a verse y sentirse bien uno al lado del otro, puedes hacerle ver que ahi estarás si algun día te necesita que lindo sería que algún día te llamara para contarte algo lindo que le ha pasado o estar ahi para escuchar su llanto si algún día necesita un hombro para llorar. o ¿Quien sabe? Tal vez el destino les tiene preparada una sorpresa. Recuerdo la historia de un amigo que conocí en un templo Budista. Johnny a quien voy a enviarle éste articulo para que vea que su historia puede dar esperanza a alguien más. Mi amigo Johnny, un hombre de unos 40  años, me contó que alguna vez, cuando tenía 18 años se enamoró de una chica llamada Claudia, se conocieron en una expedición al volcán   de agua, a él siempre le gustaba en lugares peligrosos y esa vez recuerda que se fue sin persmiso con sus primos, ahi vio un grupo que estaba cerca y fue ahi donde se vieron por primera vez, dice que ella llevaba una gran mochila como si fuera a acampar una semana y apenas podía con semejante bolsa, él se ofreció a cargarla y ella como agradecimiento lo acompañó en todo el recorrido, intercambiaron telefonos (en aquel tiempo no habían celulares por lo que le dió el numero de su casa), dice que llamó muchas veces pero el papa siempre contestaba y le colgaba el telefono, pasaron un par de años y cuando estaba en la universidad, organizaron una expedición a unas cuevas llamadas (Grutas del Rey Marcos) para su sorpresa, ahi estaba Claudia, pero ésta vez sin una gran mochila, dice que se vieron y paso "Lo que tenía que pasar" el le dijo que fueran novios pero ella estaba saliendo con un médico y le dijo que no quería una relación seria, Johnny quedó destrozado asi que siguió con su vida, tuvo varias novias y cuenta que algunos años después, cuando se graduó de la universidad, fue con un grupo de trabajo a Escalar un Volcán y nuevamente el destino los unió, ahi estaba Claudia con unas amigas escalando el volcán y ésta vez no la dejó ir, se hicieron novios y dice que fue la relación mas bella que tuvo en su vida, una quimica increible, se confiaban todo, eran los mejores amigos del mundo y estaba buscando ya el anillo de compromiso, pero tuvieron una fuerte discusión, tan fuerte que el tiró el anillo, dejaron de hablarse y terminaron odiándose, ella se casó, el se casó, no podía ni escuchar su nombre porque se le revolvía el estomago, y asi pasaron los años, varios años, hasta que un día el encontro una cajita con una tarjeta de ella y vió un mail chistoso que ella usaba cuando era joven asi que decidio escribirle, dice que era algo como "nalgasypanzas@..."A los tres días recibió una respuesta de parte de ella. se escribieron varias veces y acordaron verse, ya habían pasado los años y dice que se sentía nervioso porque había engordado un poco y recordaba que ella siempre lo había visto en forma. En fin.. Se vieron y la chispa del amor hizo de las suyas, ya estaban casados pero se dieron cuenta de que el amor que sentían había sido verdadero asi que siguieron saliendo y decidieron divorciarse, cuando él me lo conto, a ella todavía no le habían dado el divorcio y a el su esposa le había quitado hasta los calzoncillos, pero ahi estaban, felices subiendo y bajando volcanes y ríos, a su edad, viejos pero felices. La historia de Johnny es un ejemplo de esperanza, algunas veces las personas salen de tu vida porque cumplieron su función en tu vida, algunas veces simplemente no es el momento,Querida Luna no pierdas la esperanza, si todo sale mal y nunca vuelven a hablarse, quedará en ti el recuerdo de ese gran amor para ti. Si el destino tiene preparada una sorpresa, no esperes nada, solo sigue tu camino y que la vida se encargue, no dañes, no odies, reza por el, hazle saber con tus pensamientos que deseas lo mejor para el, Si la vida te permite volver a verlo, hazlo, si el te responde con odio y con indiferencia, deja que sea él quien este mal, pero  no lo estés tu, responde odio con amor, responde desprecios con humildad y la vida se encargará de ayudarte a salir de ésta pérdida. No esperes que éste proceso concluya pronto. No esperes que deje de dolerte ya, No esperes que dejarás de llorar hoy mismo. Solo vive tu duelo y recuerda que en la vida hay momentos para todo, Para reir, para llorar, para amar, Este es tu momento para llorar. Pero no olvides... Recuerda siempre que: 
"Es mejor Amar y perder, que nunca haber amado"



viernes, 8 de abril de 2016

VICTIMA DE BULLYING


Muchos niños han sufrido de Bullying desde siempre, sin embargo, era un término poco conocido, hasta ahora que se ha puesto la importancia y se ha luchado para erradicarlo. Pero ésto no sucede en todos los casos. Los centros escolares con lugares propicios para que se de el bullying, que puede y suele pasar desapercibido a los profesores por tener lugar preferentemente en lo que se denominan puntos calientes (patios, servicios, vestuarios, comedores, a la salida del centro o en el transporte escolar), si bien puede continuar el acoso en presencia del profesor/a del aula sin que este se dé cuenta de ello. Basta una mirada o un escrito para que el acosador/a intimide al acosado/a.

Entendamos los dos perfiles:

LOS AGRESORES O BULLIES

Son físicamente más fuertes que sus pares, dominantes, impulsivos, no siguen reglas, baja tolerancia a la frustración, desafiantes ante la autoridad, buena autoestima, tienen actitud positiva hacia la violencia, esperan crear conflictos donde no los hay, no empatizan con el dolor de la víctima, ni se arrepienten de sus actos.
Como consecuencia de su conducta, adquieren un patrón para relacionarse con sus pares, consiguiendo sus objetivos con éxito, aumentando su status dentro del grupo que los refuerza. Al persistir, caen en otros desajustes sociales como vandalismo, mal rendimiento académico, uso de alcohol, porte de armas o robos.

La componente psicológica de la violencia que los/las acosadores/as ejercen es muy superior a la componente física. Esta última se suele ejercer para recordarle a la víctima las consecuencias que puede sufrir en caso de una posible sublevación ante el poder ejercido por el acosador
Son manipuladores y en algunos casos pueden hacer creer a los adultos que se relacionan bien con el grupo, como por ejemplo con los educadores, que ellos son las víctimas o al menos que sus actitudes surgen como respuesta a provocaciones previas.

LOS  VÍCTIMAS:

Existen distintos tipos de personas víctimas, víctimas pasivas o activas o provocativas:

-La activa o provocativa suele exhibir sus rasgos característicos, combinando un modelo de ansiedad y de reacción agresiva, lo que es utilizado por el agresor para excusar su propia conducta. En el caso de los niños, suelen ser alumnos/as que tienen problemas de concentración y tienden a comportarse de forma irritante a su alrededor. Esta reacción a la violencia mucho menos frecuente, tiende a darse entre adolescentes más irritables y violentos, menos maduros y con mayores problemas para relacionarse con sus compañeros/as. De este modo ellos se convierten en potenciales acosadores en un futuro.
-La víctima pasiva es más común: Son sujetos inseguros, que se muestran poco y sufren calladamente el ataque de su agresor. Por lo general, estos niños, más débiles y vulnerables, se sienten atemorizados y no responden con violencia. Son los estudiantes que ante el insulto rompen a llorar o ceden al chantaje del acosador, una situación que los convierte en personas ansiosas, temerosas y solitarias. 

PERSONALIDAD Y ASPECTO FÍSICO DE LAS VÍCTIMAS:

-Características psicológicas:

Los alumnos son típicamente ansiosos, inseguros, cautelosos, sensibles, tranquilos y tímidos. Normalmente sufren de un nivel bajo de autoestima, a veces carecen de dones sociales y hasta de amigos/as y con frecuencia se encuentran socialmente aislados.
Las víctimas tienden a tener una relación cercana con sus padres quienes a veces los sobreprotegen.
La opinión que llegan a tener de sí mismos/as y de su situación suele ser muy negativa.

-Características físicas:

El sexo no suele ser determinante para los agresores a la hora de elegir a la víctima, siendo las víctimas menos fuertes físicamente, especialmente en el caso de los chicos.
Existen ciertos signos visibles que el agresor elegiría para atacar a su víctima y que separaría a las víctimas de otros estudiantes.
Serían rasgos como las gafas, la obesidad, el color de la piel, la manera de hablar o gesticular, la forma y el color del pelo, etc.

-Características sociales:

Las características sociales que definen a las víctimas sí que suelen ser decisivas para comprender su conducta.

*Poca relación con el resto de los compañeros/a
*Pocos amigos
*Timidez en su relación con los profesores.
*Escasa participación en actividades grupales
*Pasan mucho tiempo en su casa
*Excesiva protección paterna y materna, generando niños dependientes y apegados al
 hogar



Es importante conocer todo ésto porque nos puede servir, en el caso de ser padres,para proteger a nuestros hijos, en el caso de ser maestros, poner atención a éstos tipos de personalidad e identificarlos en los niños para estar pendientes.

miércoles, 23 de marzo de 2016

COMO DESAPEGARSE DE UNA PERSONA QUE TE HACE DAÑO


Muchas parejas soportan desde la rutina hasta el maltrato pensando que, de terminar, no volverán a encontrar el amor. A veces, sin darnos cuenta, paramos sufriendo por una persona que nos dá mas tristeza y dolor que momentos felices. 

“Yo sin su amor no soy nada”, estas son las palabras de una persona que sufre por amor.  Si usted es de aquellas personas que habla así, o  peor aún, de las que se sienten identificadas con ellos… ¡Cuidado! Corre el riesgo de estar en el inmenso grupo de gente que no sabe amar sanamente.

Hay que entender que para amar de manera saludable, aunque suene retro, uno tiene que comenzar por amarse a sí mismo y saber que la felicidad no depende de alguien o de algo externo. La felicidad está dentro de nosotros.

“Hay que tener la capacidad de estar con alguien, sin sufrir por ese alguien y tener una cierta predisposición a la renuncia, sabiendo que si las cosas se acaban, se acaban y por eso la vida no se detiene”, Esas son las palabras de Walter Riso en su libro "Desapegarse sin anestecia"

Estar conscientes de que nada es para siempre, no solo ayuda a tener una relación sana con la pareja, sino que hará que sea mucho más fácil renunciar a ella, si en algún momento se convierte en una relación tóxica. 

“Uno tiene que renunciar a una relación cuando pasan tres cosas: o no te quieren (algo que suena fácil, pero no lo es); o va en contra de tus principios; o esa relación es un obstáculo para tu autor realización. Pero, ¿cuándo sabemos que las cosas empiezan a fallar? Cuando sabes que debes cortar y no lo haces, o te maltratan y sigues ahí porque piensas que nadie más te va a querer, o por temor a la soledad”, explica Riso.

"NO PUEDO VIVIR SIN TI"

Estamos acostumbrados a decir o esperar que nos digan cosas como: “No puedo vivir  sin ti”, “Lo hago todo por ti”, “Eres mi vida entera”, “Si te vas, me muero”. Son las frases más románticas que se nos ocurren, pero si pensamos bien en el contenido de estas frases, nos damos cuenta de que estamos transmitiendo un amor enfermizo. Walter Riso dice –medio en serio, medio en broma– que se deberían prohibir los boleros porque son un peligro contra la salud mental de quienes idealizan un amor así. Son palabras que en serio disfrutamos pero que poco ciertas son en verdad cuando alguien nos hace daño.

“Es mucho más bonito decir: ‘No te necesito, pero elijo estar contigo’, ‘Puedo compartir la vida contigo, pero no por necesidad, sino por libre elección’, o la que encierra todo esto: ‘Te amo, pero no te necesito’”, asegura el doctor. “Necesitar no es bueno. Necesitar es depender y todas las dependencias o adicciones con las que te vinculas son dañinas. Adicción significa estar sometido a un amo y el amor es todo lo contrario, el amor es libertad”.

Durante años hemos escuchado que el amor es dar sin esperar recibir y, en nombre de esa premisa, nos pasamos de tontos.  el amor debe ser recíproco: “Si tú eres fiel, esperas fidelidad. Si das amor, esperas amor. Si das sexo, esperas sexo. Tiene que ser así, porque si yo doy, doy, doy y tú no me das, pues nuestra relación está desbalanceada y una relación de pareja debe ser democrática, una relación de pareja debe ser digna ante todo”.

Claro, si pensamos en los matrimonios de los tiempos de nuestros abuelos, que duraban “para toda la vida”, nos vendría la pregunta: ¿se amaban más? No necesariamente. Aunque suene duro, muchas parejas de aquellos años simplemente se soportaban. Pero ahora, con la modernidad y la autonomía, que ya es un valor, la gente sabe que no tiene por qué aguantar nada. 
“Soportar a la otra persona no es saludable”, Me encantan las palabras de Walter Riso. “El amor tiene tres patas: eros, que es erotismo; filia, que es amistad; y ágape, que es cuidar al otro. Hay parejas que logran tener las tres durante muchos años. También hay parejas que se aguantan y eso está mal: soportar a alguien no es una relación de pareja saludable, porque el amor no tiene por qué ser sacrificio, tiene que ser alegría. Si no es así, estás con la persona equivocada o en el lugar equivocado”.

Y ahí es donde entra el concepto de apego, ese sentimiento que tarde o temprano traerá sufrimiento, porque de una u otra manera controlará tu vida. A menudo se confunde con el amor y lo peor es que, muchas veces, ni siquiera es el apego a una persona sino a una idea, por ejemplo a la idea de tener pareja. 

Walter Riso realmente  es  tajante en cuanto a este concepto y asegura: “El apego corrompe porque te hace negociar con tu dignidad, te hace negociar con tus principios, te hace  negociar con tus códigos, con tal de no perder la fuente de tu apego”.

Ante todo hay que ser realista: cuando ves la realidad tal cual es, tiene la propiedad de curarte. Sin engaños, sin autoengaños, sin sesgos, sin interpretaciones erróneas. Hay que ser realista hasta para recordar una relación, que ya terminó, con las cosas buenas y las cosas malas. No es fácil  porque procesamos la información a través de nuestros esquemas o el  estado emocional, pero es necesario hacerlo para poder decir con tranquilidad: “Esto ya se acabó y queda en el pasado, la vida continúa”.

Pero, ¡cuidado! El desapego tampoco significa indiferencia. La idea de no apegarse no significa no tener relaciones, sino tenerlas sin preocupación. Es no tener miedo de dar cariño: me vinculo sin miedo a perderte. Me vinculo sin identificarme totalmente contigo. Te cuido, pero no soy obsesivo. Y otra vez: te quiero, pero no te necesito.